Vuelos baratos a Alkmaar

Un paseo por Alkmaar

Alkmaar es antes que nada la ciudad del queso de los Países Bajos. Durante la temporada alta, que se extiende del primer viernes de abril hasta el primer viernes de septiembre, se celebra todos los viernes, de las 10.00 hasta las 12.30 horas, el tradicional Mercado de Quesos. Primero se fija el precio mediante prácticas comerciales a la antigua usanza. Tras pesar el lote en la Casa del Peso, los miembros del antiguo Gremio de los Portadores del Queso, fundado hace ya 400 años, transportan los quesos en unas parihuelas. Dentro de la Casa del Peso puede visitarse el Museo del Queso, donde se expone todo el proceso de elaboración de los productos lácteos.

Alkmaar es un lugar histórico, con más de 400 monumentos. La Casa del Peso, del siglo XIV, conservada en su estado original, la Casa Consistorial, del siglo XVI, la Iglesia de San Lorenzo y los numerosos patios, pequeños jardines, fachadas y canales confieren a la ciudad un carácter especial. Este marco histórico incomparable se completa con una amplia gama de modernos establecimientos comerciales. Mientras que en el casco antiguo predominan las pequeñas tiendas, junto al Canal de Holanda del Norte se erige un gran centro comercial llamado Noorder Arcade.

Al ser la mayor ciudad de la región, Alkmaar también es el principal centro de ocio. Ofrece no sólo un sinfín de restaurantes, terrazas y bares, sino que, además, cuenta con una gran variedad de teatros y museos, sin olvidar eventos tan importantes como Alkmaars Ontzet (conmemoración de la liberación de la ciudad en 1573), Culinair Plaza (feria culinaria) y Kaasstad Jazz (festival de jazz en la ciudad del queso). El visitante puede disfrutar asimismo del cercano centro de recreo de Geestmerambacht, los parques y las instalaciones deportivas.