Vuelos baratos a San Francisco

Viajar a San Francisco

Hace unos años, San Francisco vivió con fuerza la explosión de las empresas punto com, lo que supuso un crecimiento exagerado de los precios de hoteles, restaurantes y propiedades inmobiliarias. Al explotar la burbuja, la ciudad se vio forzada a adaptarse a los nuevos tiempos. De hecho, ahora es un buen momento para visitar la más modesta pero igualmente fabulosa y cultural meca de la costa oeste. Los hoteles y restaurantes han bajado sus precios, por lo que resulta más fácil disfrutar de un fin de semana aquí. Entre lo mejor de San Francisco está el hecho de poder estar por la mañana en un museo y por la tarde en una montaña. Hay tanto atracciones culturales psicodélicas como actividades estimulantes al aire libre. Conozca la obra de Jackson Pollock en el Museo de Arte Moderno de San Francisco por la mañana y luego, por la tarde, vaya a observar las secuoyas gigantes de Muir Woods. San Francisco está llena de barrios variopintos, desde los bares hippies de Haight-Ashbury hasta la colorida arquitectura victoriana de Castro District, un barrio marcadamente homosexual, pasando por Japantown y Chinatown. Cada uno de ellos, posee una apariencia y unas vibraciones distintas. Puede pasar un día en cada uno o coger el tranvía para ver unos cuantos.